OEI

Organización
de Estados
Iberoamericanos

{short description of image}
Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura
Servicio Informativo Iberoamericano
Noviembre 1998

El ave más pequeña del mundo es iberoamericana

Se trata del zunzuncito cubano o Pájaro Mosca que mide apenas 61 mm.



El zunzuncito cubano, el ave más pequeña del planeta

Por Alexis Schlachter, corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI, La Habana, Cuba.

Entre los ornitólogos de las cuatro esquinas del planeta, Iberoamérica tiene especial interés porque en su segmento caribeño habita el ave más pequeña en el mundo: el zunzuncito cubano, también conocido como Pájaro Mosca, con apenas 61 mm de largo.

El Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén, le dedicó hermosos versos:

¿De qué metal está hecho / ese broche, ese temblor para prenderse en qué pecho/ como un alfiler de amor?

Efectivamente, el zunzuncito tiene colores iridiscentes, y observarlo en pleno vuelo equivale a mirar un ligero temblor de alas que parecen estáticas por momentos, tan fuerte es el aleteo, capaz de llegar a una frecuencia de 75 batimientos por minuto...

¿Y de qué pluma se viste/ ese broche, ese temblor, para quien la flor existe/ como una copa de amor?

En un solo día, el zunzuncito puede realizar 10 visitas al jardín escogido y allí libar sin cesar el néctar de 60 flores como promedio; su peso corporal se eleva entonces al doble. Por supuesto, no hay peligro de un exceso; es la única manera de recuperar las fuerzas perdidas durante el continuo batir de alas, cuando su músculo cardíaco se contrae 1,200 veces por minuto bajo un régimen respiratorio que supera dos veces al de las aves canoras...

¿En qué sueño aún no soñado/ ese broche, ese temblor, es suave guerrero armado/ con una espada de amor?

Esta ave habita sólo en el continente americano donde hay alrededor de 320 especies distribuidas desde el sur de Alaska a las selvas tropicales de Ecuador, Colombia y Perú. Los zunzunes o colibríes pertenecen a los Apodiformes, palabra que en latín significa "sin pies", pues tan pequeñitas son sus patas que nunca caminan; otra característica única de estos alados entre sus congéneres del planeta...

¡De qué modo, cómo hiciera/ de ese broche, ese temblor un fijo broche que ardiera /en la blusa de mi amor...

Al libar, los zunzuncitos adoptan una postura totalmente horizontal que los diferencia del resto de sus hermanos alados, quienes lo hacen en ángulo de 43 grados con respecto a la línea del horizonte.

Se ha comprobado por los científicos que estos diminutos animales prefieren las flores de colores intensos con tonalidades oscuras, como el violeta o el rojo, mientras las blancas son apenas visitadas por este príncipe alado; desempeñan también papel muy activo en la polinización de las flores por su constante vuelo entre ellas.

Los zunzuncitos cubanos son pequeños, muy pequeños pero...¡ay de quienes se equivocan por esta razón y los retan!.

Durante el período reproductivo se tornan agresivos ante la presencia de extraños y, sin pensarlo dos veces, vuelan directamente al encuentro del intruso sin importar el tamaño de éste, mientras emiten un agudo sonido, parecido a tship tsirip, perfectamente audible a varios metros. Parece decirnos con su ejemplo: "no importa el tamaño sino la decisión". Y entonces pensamos que el poeta hizo bien en dedicar un poema al ave más pequeña del mundo... ¡y la más valiente!. OEI.

[Página Inicial]

Índice de Noticias por Temas Índice de Noticias por Países
Servicio Informativo Iberoamericano Página Principal de la OEI
Revista IBERCIENCIA
Suscripción al Servicio Informativo Iberoamericano
Más datos: weboei@oei.es