OEI

Organización
de Estados
Iberoamericanos

{short description of image}
Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura

{short description of image}
Servicio Informativo Iberoamericano
Junio 1999 (2)

Colombia

Enfoque tecnológico de la educación

Perfil del profesional Siglo XXI

Los sistemas de educación, no sólo a nivel colombiano, sino en el ámbito latinoamericano, se han desarrollado de manera inversa a lo que debería ser la normal estructuración de estos.


Este profesional deberá crear ambientes donde se tenga acceso a la información, en pocas palabras, que permita un velo de transparencia para que cada funcionario pueda conocer las actividades básicas de su entorno y así proponga proyectos de mejoramiento de acuerdo con su visión integral y soportada de los procesos.

Por Omar A. Pinilla V., corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI, Santafé de Bogotá, Colombia.

Al contemplar la historia y desarrollo del modelo educativo encontramos curiosamente que, opuesto a la normalidad, en Colombia lo primero que existió fue la universidad. Esta situación es razonable, teniendo en cuenta el cómo se dio el proceso de conquista por los españoles, quienes por la necesidad, por la edad y por la formación que habían recibido, necesitaban crecer y evolucionar en conceptos de nivel superior.

Debido a esto, a partir de ese momento se ha venido incursionando en el tema de la educación de manera intuitiva, no siempre lógica. Es así como posterior a la creación de la universidad, se fundaron los colegios, luego la primaria y, por último, se instituyó la educación preescolar.

Teniendo en cuenta este panorama, y analizando la realidad de las circunstancias a hoy, nos es fácil observar cómo las personas que terminan su educación secundaria no poseen el criterio ni los conocimientos necesarios sobre sus habilidades y capacidades; así las cosas, encontramos altos niveles de deserción escolar en los primeros semestres de educación universitaria. Esto conlleva a frustraciones y pérdida de credibilidad tanto en el sistema como en la capacidad individual de cada estudiante. Por lo tanto, la formación debe estar altamente integrada e interrelacionada, permitiendo que cada estudiante desarrolle sus cualidades y capacidades al máximo y determinando, a su vez, objetivos claros y concretos de acuerdo con sus posibilidades de desarrollo y evolución, y entendiendo que el estudiante como tal es la esencia de la educación y no el medio para llegar a ella.

Luis Antonio Acevedo Carrillo, coordinador de selección de personal y jefe del Departamento de Capacitación de una entidad financiera, tomó a consideración los siguientes interrogantes formulados por la OEI para tratar de esclarecer las causas de algunos de los inconvenientes que se presentan en los esquemas educativos nacionales.

OEI. De integración e interrelación en la educación se ha venido hablando desde hace mucho tiempo, no obstante, los resultados no son los mejores. ¿Existe algún mecanismo que haga de estos factores un medio eficaz para lograrlo?

LAA. Para lograr este objetivo, es necesario que cada docente y cada aprendiz se permita dudar de sus paradigmas metodológicos y pedagógicos, permitiendo el desarrollo de una educación ampliamente participativa, donde los aprendices o alumnos sean parte fundamental en el nuevo planteamiento de esquemas que faciliten la labor de educar y aprender. Igualmente, este liderazgo, basado y desarrollado en la confiabilidad por capacidad de resultados de cada aprendiz, creará una cultura de discernimiento y discusión sobre criterios ampliamente estructurados y soportados, situación que conlleva a la definición de metas y proyectos investigativos que servirán no sólo para el desarrollo de nuevas técnicas en las materias aprendidas, sino para el establecimiento inconsciente de una cultura en la determinación de metas, definición de proyectos, evaluación de resultados y retroalimentación de las acciones tomadas. Hoy, nuestro país ha ingresado en la etapa de globalización de economías y mercados, y ello ha llevado a que nos midamos en términos generales como estructuras y conceptos diferentes al que tan "parroquialmente" veníamos manejando.

OEI. ¿Podríamos considerar hoy, a las puertas del siglo XXI, la educación en su fase experimental?

LAA. Específicamente, en la educación hoy, tenemos que competir con estructuras y culturas desarrolladas sobre bases adecuadamente cimentadas. Países en los cuales la economía y las condiciones de alta productividad y competitividad, así como la concepción de la importancia de este tema, facilitan el aprovisionamiento y aprovechamiento de recursos para el desarrollo, investigación y puesta en marcha de proyectos.

Considero importante destacar que para que exista un adecuado desarrollo de la estructura educativa es necesario que el sector empresarial se vincule directamente al proceso, permitiendo el acercamiento de las condiciones reales de trabajo con el aprendiz y, a la vez, desarrollando profesionales con la capacidad integral de percibir las organizaciones empresariales, no sólo con la simple estructura física, económica y tecnológica, sino como una reserva de ideas y conociminetos, lo cual permite dimensionar al ser humano hacia la evolución de sus aspectos básicos, como su ser, su hogar, él como trabajador y como ser social.

Otro aspecto que es necesario observar es la intervención de organismos en la normalización de establecimientos educativos, debido a que, por razones de índole comercial y económico, estos han desarrollado un nivel de competencia desleal, donde la calidad de la educación pasó a un segundo plano, primando la rentabilidad y la obtención de amplios márgenes de utilidad y beneficios. Dicha intervención deberá darse en términos de unificación de curriculum y estilos educativos, así como en la colaboración de carácter económico con los establecimientos educativos por parte del Gobierno.

OEI. ¿Cree usted que el profesional del siglo XXI posee ya sus características y perfiles definidos?

LAA. Deberá afianzar características claras de liderazgo y de talento humano, no porque tenga la cualidad de "arrastrar" personas a la consecución de metas, sino porque posea la cualidad de integrar equipos de trabajo altamente comprometidos, donde cada persona sepa qué le merece a las demás, y se asegure de que las demás reciban esto; donde cada persona conozca y comparta las metas tanto personales como laborales. Todo esto deberá estar unificado sobre un profesional que tenga una visión integral de las situaciones y de las cosas, una persona que tenga una visión tan amplia, que integre las visiones de todo el equipo de trabajo y, por su ejemplo, ética y rectitud, sea modelo y transmita seguridad y garantice resultados a la organización, a su equipo de trabajo, a su familia y a él en su desarrollo estructural.

Este profesional deberá crear ambientes donde se tenga acceso a la información, en pocas palabras, que permita un velo de transparencia para que cada funcionario pueda conocer las actividades básicas de su entorno y así proponga proyectos de mejoramiento de acuerdo con su visión integral y soportada de los procesos.

Deberá ser capaz de desarrollar criterios básicos para la administración integral, ya que las normas y reglas se ajustan a un procedimiento mecánico y programático, mientras los criterios se reflejan en la manera de ser, de pensar y de actuar.

Este prototipo de profesional deberá ser un generador de factores que permitan que tanto él, como la organización en la cual él participa y se desarrolla, logre un nivel de competitividad sostenible, es decir, que pueda medirse en términos generales en todas las condiciones y con todo el mundo, sin olvidar que su grandeza y conocimiento dependen de los seres humanos que él orienta. Igualmente, el mejor indicador de la economía y rentabilidad en el futuro será la capacidad que cada profesional y cada empresa tenga para generar, consolidar y utilizar las ideas.

Ser profesional siglo XXI significa que, siendo crítico, ético, analítico, lógico, consecuente y futurista, pueda tener la empresa en la mente. OEI.

[Página Inicial]

Índice de Noticias por Temas Índice de Noticias por Países
Servicio Informativo Iberoamericano Página Principal de la OEI
Revista IBERCIENCIA
Suscripción al Servicio Informativo Iberoamericano
Más datos: weboei@oei.es