OEI

Organización
de Estados
Iberoamericanos

{short description of image}
Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura
{short description of image}
Servicio Informativo Iberoamericano
Abril 1999

Panamá

Otros países se la disputan

Panamá defiende la primera Diócesis en Tierra Firme


Catedral Metropolitana de Ciudad de Panamá

Por Arnulfo Barroso, corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI, Ciudad de Panamá, Panamá.

La Iglesia Católica panameña libra una lucha internacional por demostrar que la primera Diócesis establecida por los españoles en tierra firme en continente americano, la de Santa María la Antigua del Darién, es, en "esencia", la actual Arquidiócesis de Panamá.

El interés de los religiosos panameños busca evitar que la Santa Sede acceda a peticiones de obispos de diferentes países de América y Europa que desde hace 12 años piden que se les asigne Santa María la Antigua como su Diócesis titular, alegando que la establecida en Darién, en 1510, desapareció.

La lucha que realiza la Iglesia Católica panameña involucra a su máximo jerarca: el arzobispo de Panamá, monseñor José Dimas Cedeño, quien ha dicho enfáticamente que su respuesta es "muy clara y tajante", en el sentido de que Panamá no puede acceder a la petición de estos obispos.

Añadió que se darán pasos concretos para lograr que la Santa Sede reconozca a la Arquidiócesis de Panamá como la primera Diócesis de Tierra Firme. Explicó que con este fin se allana el camino para declarar a Santa María la Antigua patrona de Panamá.

Según la Iglesia panameña, la confusión sobre la Diócesis de Santa María la Antigua radica en que erróneamente algunos piensan que ésta desapareció con Castilla de Oro, cuando los españoles decidieron desmantelar el poblado y trasladarlo a Panamá por la inhospitalidad de la selva darienita.

En Panamá, los españoles establecieron la primera ciudad en el Pacífico, llamada Panamá La Vieja, y la segunda a orillas del Cerro Ancón, cuando la inicial fue incendiada el 28 de enero de 1671 por el pirata inglés Henry Morgan.

En las Ruinas de Panamá La Vieja, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, sobresale todavía la torre de la vieja Catedral, lo que, a juicio de la Iglesia, habla al mundo sobre la perennidad del cristianismo a pesar de que se derrumben los edificios.

Esta no es la única confusión que alegan los que desean esta Diócesis, también destacan que la patrona de la Catedral Metropolitana de Panamá es el Misterio de la Asunción y no Santa María la Antigua.

La Iglesia explica que este error radica en que la celebración del Misterio de la Asunción coincide con la fecha de fundación de la Ciudad de Panamá, que se celebra con una misa de Acción de Gracias, y en que los panameños, por legado de los sevillanos, festejan la fiesta de Santa María el mismo día que el de la Asunción.

Aclara que se trata de dos advocaciones diferentes, ya que la Asunción representa el misterio de la Glorificación de María, y el otro es la Consagración de la madre de Jesucristo.

Aunado a esto, el área en donde se estableció la Diócesis de Santa María la Antigua pasó posteriormente a formar parte del territorio de Colombia.

Pero Dimas Cedeño asegura que en los registros históricos existen suficientes documentos que demuestran que la Diócesis de Santa María la Antigua y la Gobernación fueron trasladadas a la Ciudad de Panamá el 15 de agosto de 1519 por el gobernador Pedrarias Dávila, bajo el mandato del segundo obispo, Vicente Peraza.

Agrega que los archivos establecidos en la Santa Sede y España destacan que durante varios años los obispos que vivían en la Ciudad de Panamá mantuvieron el título de obispos de Santa María la Antigua.

Afirma que, a pesar de la desaparición de Castilla de Oro, no existen en los archivos documentos que informen de la creación de otra Diócesis, lo que demuestra que, con el traslado de las autoridades de este poblado a la Ciudad de Panamá, la Iglesia española decidió únicamente cambiar su sede y no crear otra nueva.

Muestra una copia del Anuario Pontificio que señala como fecha de creación de la iglesia de Castilla de Oro el 9 de septiembre de 1513, su posterior elevación a Arquidiócesis el 29 de noviembre de 1925 y, como metropolitana, el 6 de marzo de 1955.

"Podemos afirmar, con toda verdad, que nuestra Arquidiócesis ostenta el honor de ser la primera creada en Tierra Firme, y en una época se llamó Diócesis Primada", asevera.

La Diócesis en la casa de un guerrero

La iglesia que dio pie a la creación de la Diócesis de Santa María la Antigua fue establecida por Enciso y Vazco Núñez de Balboa en 1510, en la casa del cacique indígena Cémaco, en cumplimiento a una promesa que hicieron a la virgen María si ganaban la batalla a este guerrero.

La casa del guerrero Cémaco fue el inicio de lo que es hoy la Catedral Metropolitana, establecida en el Casco Viejo de Ciudad de Panamá. La casa de paja del cacique fue ampliada y mejorada para albergar durante 10 años a la primera iglesia en Tierra Firme.

En 1535, cuando la población de Castilla de Oro fue trasladada a la ciudad de Panamá, el arquitecto Antón García construye el nuevo templo de madera. En 1580, el obispo Manuel Mercado de Aldrete inició la construcción de la nueva sede, pero esta vez de piedra, con la ayuda de seis compañías provenientes de España.

Fue en 1619 cuando el obispo Francisco de la Cámara decidió construir la Catedral de mampostería, bajo la dirección del arquitecto Pedro Alarcón. La Catedral fue seriamente afectada por el terremoto del 2 de mayo de 1621 y el incendio del 21 de febrero de 1644.

Con la destrucción de Panamá La Vieja y el traslado a la nueva ciudad, el gobernador Don Antonio Fernández de Córdoba ordenó trazar el nuevo sitio que ocuparía la Catedral.

La Catedral sufrió varias remodelaciones hasta que el 4 de abril de 1796 el Obispo Remigio de la Santa y Ortega realizó la solemne consagración de la misma.

Los religiosos panameños destacan, además, copias de cartas del Rey Fernando El Católico a su Embajador en Roma, Mosén Jerónimo de Vich, y a su Santidad el Papa León X, en las que le solicitaba la erección del Obispado de Nuestra Señora de la Antigua en la provincia de Tierra Firme, que se ha de llamar Bética Auera.

Consta en varios documentos que el Rey preparó y envió una armada real con varias naves, y en ellas llegaron el Gobernador Pedrarias y el Obispo Quevedo con todo lo necesario para abrir la nueva Diócesis.

Los encargados de esta Diócesis tenían como misión principal realizar una "gran tarea" de evangelización de los indígenas.

La cruzada por el reconocimiento de Panamá como sede de la primera Diócesis de Tierra Firme es un tema de actualidad en la opinión pública panameña. Esta lucha tiene la ventaja de aglutinar a prácticamente todos los sectores de la vida de un país profundamente católico.

El Arzobispo Dimas Cedeño ha dicho que continuará recolectando documentos que demuestren la titularidad panameña, aunque considera que con lo mostrado hasta el momento es suficiente para que la Santa Sede tome una pronta decisión. OEI.

[Página Inicial]

Índice de Noticias por Temas Índice de Noticias por Países
Servicio Informativo Iberoamericano Página Principal de la OEI
Revista IBERCIENCIA
Suscripción al Servicio Informativo Iberoamericano
Más datos: weboei@oei.es