OEI

Organización
de Estados
Iberoamericanos

{short description of image}
Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura
{short description of image}
Servicio Informativo Iberoamericano
Abril 1999

Argentina

Alcohol: la droga social que aumentó su consumo

El desempleo, la falta de educación y las campañas publicitarias que relacionan el alcohol con el deporte, son algunos de los factores que inducen al consumo de alcohol entre los más jóvenes. Estudios de la Subsecretaría de Prevención y Asistencia indican que en la Argentina se duplicó el consumo de alcohol en los últimos años, y la Organización Mundial de la Salud señala al alcoholismo como tercera causa de muerte en el mundo.


Al desempleo y a la falta de educación, la que implica también la falta de posibilidades para competir en el mercado laboral y se transforma en un círculo vicioso, se le suma la publicidad tramposa que liga el deporte con el alcohol.

Por Alí Mustafá, corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI. Buenos Aires, Argentina.

El campeón del torneo Clausura 98 del futbol argentino, Boca Jr., lleva, como otros clubes, en su camiseta estampada la marca de una cerveza. Pareciera que es sólo un hecho que se relaciona meramente con el uso del marketing en el deporte. Y es verdad, porque en los últimos años el consumo de alcohol se duplicó, sobre todo en los grupos más jóvenes de la sociedad.

El aumento del alcoholismo en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, tiene su origen en la falta de educación y básicamente en el aumento del desempleo.

Las estadísticas surgen de una investigación realizada por el Servicio de Orientación al Público de la Subsecretaría de Prevención y Asistencia, que depende de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Droga y la Lucha contra el Narcotráfico.

De acuerdo con los datos de la Subsecretaría, en el último año el consumo de alcohol creció, duplicando los valores del año anterior, del 9,2 por ciento al 18,9 por ciento. También las cifras indican que la mayoría de los adictos se inicia antes de los 15 años de edad.

Mientras que los menores de 15 años representan el 44,2 por ciento, los adolescentes de entre 16 y 20 años, el 38,8. La conclusión es que el cincuenta por ciento de los adictos tiene menos de 24 años.

El estudio realizado cuenta además con la verificación de la Asociación de Alcohólicos Anónimos. Según testimonios de los coordinadores y representantes regionales de este grupo de autoayuda, el número de consultas aumentó de un 70 a un 80 por ciento entre la Capital y el Gran Buenos Aires. La mayoría de las consultas la realizan los familiares.

La situación es alarmante porque la franja de los bebedores bajó a los 14 años y en muchos casos combinan drogas con alcohol. Las cifras del horror arrojan que el 50 por ciento de alcohólicos tiene menos de 24 años, el 54 por ciento de ellos está desocupado y el 46 por ciento tiene sus estudios secundarios incompletos. La gravedad aumenta cuando descubrimos que el 50 por ciento toma más de una droga y el 56, 6 por ciento toma todos los días.

Al desempleo y a la falta de educación, la que implica también la falta de posibilidades para competir en el mercado laboral y se transforma en un círculo vicioso, se le suma la publicidad tramposa que liga el deporte con el alcohol. La misma induce al consumo, y si le sumamos que el club que lo publicita es exitoso, el resultado no será necesario predecirlo.

Pequeños alcohólicos anónimos

Los grupos de autoayuda Alcohólicos y Narcóticos Anónimos consideran que la ausencia de modelos sólidos contribuye con todos los desbordes que derivan, en la generalidad de los casos, en actitudes violentas.

Antonio A, un adulto de Alcohólicos Anónimos, y que trabaja en la Secretaría de Salud de un distrito de la provincia de Buenos Aires, cuenta que a diario es convocado por las escuelas para dar testimonio de la experiencia del grupo que coordina. "Lo que advierten las autoridades de las escuelas secundarias, vale aclarar, de todos los niveles socioeconómicos, es que el consumo de alcohol se da entre los doce y trece años. Muchos chicos ingresan al secundario con el problema", dice Antonio. "A éste hay que agregarle, prosigue, la enorme cantidad de denuncias que recibimos de madres golpeadas por sus hijos alcoholizados".

El problema data de algunos años. En 1994, un informe de la Secretaría de Prevención de las Adicciones de la provincia de Buenos Aires, arrojó como resultado que de 2.618 chicos de séptimo grado (12 años de edad) entrevistados, el 48 por ciento había tomado alguna bebida alcohólica. El 18 por ciento lo habían hecho en los últimos 30 días, y el 73 por ciento lo hacía una vez por semana. La gravedad se acentuaba con el detalle. El 20 por ciento una vez al día y el 6 por ciento varias veces al día. Lo que indica que de la muestra de 2.168 chicos, casi 564 consumen alcohol todos los días.

Mientras que las publicidades de las bodegas hacen denodados esfuerzos por relacionar el alcohol con los deportes para captar potenciales consumidores jóvenes, las propagandas contra la drogadicción, tanto drogas duras como sociales, dicen que es un camino de ida que conduce lentamente a la muerte. La controversia queda resuelta, o por lo menos aclarada, en el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ubica al alcoholismo como tercera enfermedad mortal en el mundo. OEI.

[Página Inicial]

Índice de Noticias por Temas Índice de Noticias por Países
Servicio Informativo Iberoamericano Página Principal de la OEI
Revista IBERCIENCIA
Suscripción al Servicio Informativo Iberoamericano
Más datos: weboei@oei.es