Nuevo Servicio Informativo Iberoamericano
Abril del 2000
Dilema en Bolivia
por construcción de una represa

Nuevamente, las posiciones encontradas entre las necesidades tecnológicas de la humanidad y las de preservar el medio ambiente han dividido las opiniones de la población boliviana en torno a la conveniencia o no de aprobar la construcción de una gran represa que inundaría una gran área de tierras con biodiversidad, probablemente, una de las últimas que tiene nuestro planeta..
Por Fernando Escóbar Salas,
Corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI,
La Paz, Bolivia.-
Parque Madidi, por la preservación de las especies animal y vegetal.





La biodiversidad de nuestro planeta tiene, en el Parque Nacional Madidi uno de los últimos y más abundantes sitios de preservación de la especie animal y vegetal, con una concentración tal que, luego de evaluaciones de expertos permitió hacer comparaciones que muestran a las claras la magnitud de este reservorio de la naturaleza.

En efecto, haciendo comparaciones un equipo de científicos estableció, por ejemplo, que en todo el territorio continental entre Estados Unidos y Canadá existen alrededor de 700 especies de aves, en tanto que en Madidi con una superficie de poco más de 1.895.000 hectáreas, que sólo alcanza a la décima parte del 1 por ciento de aquel, han sido registradas más de 1000 especies de aves. La variedad de flora existente en ese parque es tan grande que muchas aún no han sido catalogadas.

Teniendo en cuenta esa amplia concentración de vida en un territorio relativamente pequeño, resulta comprensible la preocupación de los conservacionistas por la ejecución del anunciado proyecto de El Bala, cuya ejecución, de concretarse, causarían un verdadero e irreparable desastre ecológico, al margen de que sus beneficios no serían tan importantes ni en la medida que se anuncian .

El Parque Nacional Madidi esta ubicado en una ubérrima región de la provincia Iturralde del Departamento de La Paz, en Bolivia, y forma parte de una cadena natural conformada por otros parques de preservación ecológica que se extiende hasta el territorio peruano, como el Parque Nacional Bahuara.Sonene, Ulla Ulla, el territorio indígena Pailón Lajas y la reserva nacional amazónica Manuripi-Heath. Tiene una superficie de casi 2 millones de hectáreas.



EL PROYECTO HIDROELÉCTRICO DE EL BALA

El Bala, es un proyecto hidroeléctrico que ya tiene una larga data de concepción pero que permanente ha tropezado con problemas para su ejecución, primero por su alto costo y, luego por la decisión de las autoridades encargadas de impulsarlo.

Inicialmente el proyecto busca generar energía eléctrica suficiente como para abastecer las necesidades de todo el país y más aún para comercializar esa energía sobrante al Brasil. Pero, además de ello, el control de las aguas del Río Beni que es el que llenaría la represa, evitaría las inundaciones que cada año causan inquietud a las poblaciones bajas de esa región. Asimismo ese control permitiría encarar una agricultura en amplias zonas. La creación de la gran laguna atraería el turismo a gran escala

Sin embargo, por estudios realizados por expertos, este proyecto no beneficiaría al país en las proporciones que se han previsto y, por el contrario, inundaría más de 300 mil hectáreas de selvas con una alta concentración de especies, tanto animales como vegetales.

Conservación Strategy Fund (CSF) una organización internacional que se dedica a desarrollar destrezas y proveer asistencia técnica a profesionales de la conservación , analizó el Proyecto de El Bala y concluyó que los resultados del estudio indican que los beneficios agregados a la represa son inferiores a los costos agregados, independientemente de quien disfrute los beneficios y quien pague los costos. Ese informe agrega que este proyecto merecería ser subsidiado en la medida que beneficie a una población de bajos recursos y en caso de enmendar alguna injusticia del pasado.

Con relación a los planes agropecuarios del proyecto, señala que los suelos inhóspitos y el alto costo del transporte no permiten desarrollar una agricultura a gran escala en forma ventajosa por lo que habría la necesidad de subsidiar y realizar grandes inversiones en infraestructura. En consecuencia los costos adicionales serían mayores a los beneficios.

En cambio existen otros sectores que sí se benefician con el proyecto como los contratistas extranjeros de la construcción, usuarios brasileños de energía, abastecedores de cemento, proveedores extranjeros de equipos, trabajadores extranjeros y nacionales calificados, empresas locales, hoteles abastecedores de combustible y minoristas. En cambio, quedan afectadas las tribus de tacanas, mosetenes, tsimanes y tros grupos étnicos de la zona.


LAS FOTOGRAFIAS

La National Geographic ha documentado esta riqueza del Madidi en fotografías logradas por Joel Sartore, y en el video "Assignment: Killer Pigs", trabajos que pudieron ser apreciados en los salones del Museo Nacional de Etnografía y Folklore, en una exhibición que captó la expectativa del público en general, pero especialmente de turistas que en gran número visitaron la muestra.

ECO BOLIVIA

La fundación Eco Bolivia fue creada en 1993. Dos principios guían sus esfuerzos: por un lado, la protección y conservación de la biodiversidad; y por otro, la mejora de la calidad de vida de los pobladores originarios que viven en las zonas de influencia del Parque Nacional Madidi..

Si bien la fundación Eco Bolivia fue recién reconocida legalmente en septiembre de 1994, sin embargo, los afanes y trabajos de Rosa María Ruíz , su actual presidenta, secundada por otras personas, comenzó muchos años antes con la construcción, en los ríos Tuichi, Hondo, Beni, unos sencillos pahuichis (cabañas) que armonizaban con la naturaleza.

Entre las áreas de trabajo de la Fundación están, la protección, el apoyo a la organización de los pobladores locales así como su capacitación; la Investigación, y la generación de empleos sostenibles. Para lograr este último objetivo se ha trabajado intensamente en el eco turismo, construyendo una amplia infraestructura para manejar un turismo de calidad que permita disfrutar de la belleza de la región, como lo demuestran las fotografías del National Geographic, sin dañar la región
OEI

[Página Inicial]