Un remedio natural contra cáncer
y sida interesa a los laboratorios

El consumo del Modulador de la Respuesta Inmune, una tisana preparada con yerbas que mejoraban el cáncer de algunos animales mamíferos, ha generado fundadas ilusiones en pacientes humanos de cáncer y de sida, puesto que ha logrado retraer los avances de los tumores, en el primer caso, y aumentar el nivel de las defensas, en el segundo, y con ello la calidad de vida de los enfermos.



Antonio Carreiras, descubridor de la tisana de yerbas que, según los científicos, puede ser la esperanza para enfermos de cáncer y sida. Carreiras condice un omnibús.
Fotografía Gustavo Laborde-OEI

Por Gustavo Laborde, Corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericnao de la OEI, Montevideo, Uruguay.-

En Uruguay continúan creciendo las expectativas en torno a un medicamento que podría ser la tan esperada respuesta contra el cáncer y el sida. Se trata del Modulador de la Respuesta Inmune (MRI).

El creador de este medicamento es Antonio Carreiras, un español de 55 años que vive en Uruguay hace más de cuatro décadas y que tiene la peculiaridad de no tener formación académica. Es más, su oficio y medio de vida es el de conducir un ómnibus de transporte urbano durante ocho horas diarias.

Debido a su gran amor a la medicina y su aguda capacidad de observación, Carreiras se embarcó, hace casi 20 años, en una aventura que podría salvar la vida de millones de enfermos de todo el mundo.

Entonces Carreiras viajaba seguido al campo. Allí comenzó a observar el comportamiento de algunas ovejas que padecían

cáncer, las cuales, advirtió, comían ciertas hierbas. El pidió esas ovejas al dueño de la hacienda para poder estudiarlas, cosa que hizo con un amigo veterinario. Las observaciones arrojaron los primeros datos que servirían de base para la actual investigación. "Nosotros, al principio, alimentábamos a las ovejas con las hierbas que yo había visto que comían. Pero luego empezamos a proporcionárselas por vía venosa. Y los resultados eran formidables ya que lograban retraer el cáncer y curarse."

Uno de los médicos que trabaja junto a él en esta investigación, el doctor Beno Rucanski, explica de qué es en realidad esta nueva terapéutica que podría ser de gran utilidad en enfermedades que impliquen el sistema inmunológico, como el cáncer y el sida.

"El denominado Modulador de la Respuesta Inmune es un preparado de origen vegetal elaborado por el señor Antonio Carreiras desde hace más de 15 años en Uruguay. Comenzó siendo utilizado a nivel veterinario en afecciones de origen tumoral maligno habiéndose encontrado que la aplicación del mismo en grandes animales, tales como ovejas, producía una disminución del cáncer en desarrollo. Desde hace ocho años, dada la tolerancia observada en los mamíferos, se pensó que el preparado podría ser empleado en los humanos. Se comenzó entonces a suministrar por vía oral no solamente en pacientes que padecían afecciones de origen oncológico, sino además en patologías que también cursaban con una respuesta inmunitaria alterada, como ser la que causa el VIH", explicó el doctor.

El médico Rucanski aclara que el preparado no es más que una "tisana en base a hierbas que crecen en Uruguay" y que "se administra por la vía oral en volúmenes de aproximadamente 250 centímetros cúbicos, cada 24 horas".

La infusión sólo se proporciona a los pacientes que certifiquen con su historia médica que realmente lo necesitan. Sin embargo, aquellos que están dispuestos a consumirlo, tienen prohibido abandonar la medicación tradicional recetada por el médico tratante. "Se realiza con el consentimiento de los pacientes, quienes además continúan con la terapéutica ortodoxa en forma simultánea, o sea, la farmacología específica para la afección presente, tanto a nivel de VIH como de la patología oncológica respectiva", señala el doctor Rucanski, quien también toma parte de la investigación.

El consumo del Modulador de la Respuesta Inmune ha generado fundadas ilusiones en pacientes de cáncer y de sida puesto que ha logrado retraer los avances de los tumores, en el primer caso, y aumentar el nivel de las defensas, en segundo, y con ello la calidad de vida de los enfermos.

Pero este medicamento tiene otro beneficio que cabe destacar: se ha comprobado que no tiene efectos secundarios, lo cual representa una enorme ventaja sobre la medicamentos ortodoxos que producen dañinas, y a veces muy graves, secuelas colaterales.

En los últimos días la existencia de este medicamento volvió a cobrar interés en Uruguay puesto que Carreiras y su equipo se entrevistaron con el Ministro de Salud Pública Raúl Bustos, para solicitar que apoye esta investigación que aún requiere de varios y costosos protocolos médicos para que sea utilizada con la confiabilidad que el asunto merece.

El principal objetivo que se tiene Antonio Carreiras, quien no cobra a sus casi 3.000 pacientes más que el agua mineral que se necesita para hacer la infusión, es que la producción industrial del medicamento se realice en Uruguay y que esta mantenga el bajísimo costo que tiene.

"No quiero que los laboratorios hagan negocio con esto, que demanda una inversión muy baja, y que se haga en Uruguay. Quiero que todos tengan acceso a este medicamento", dijo este singular científico con características de filántropo.

El ministro Bustos, quien ya comunicó el asunto al presidente de la república, Julio María Sanguinetti, se ha comprometido en proporcionar al equipo, que también forman los científicos Ana Pisoni, Martha Capurro e Igancio Mirazzo, apoyo técnico, recursos humanos y un laboratorio para realizar los análisis de rigor.

"La valoración con rigor científico de las propiedades terapéuticas del Modulador de la Respuesta Inmune se está realizando a los efectos de obtener el Registro Sanitario de dicho preparado frente al Ministerio de Salud Pública, lo que permitiría la estandarización del mismo y, por lo tanto, encarar, con la adecuada metodología estadística, los ensayos químicos, farmacológicos y clínicos que nos provean de elementos veraces para la extensión de su aplicación", apunta Rucanski.

A la luz de estas nuevas expectativas, la revista uruguaya Posdata le realizó una entrevista a Antonio Carreiras. En el artículo, publicado el 12 de noviembre de 1999, se menciona la nota aparecida en este servicio en agosto y se señala que a partir de su aparición en Internet el trabajo del científico ha aumentado: "El artículo (del Servicio Informativo) obligó a Carreiras a aumentar su producción del jarabe a 700 litros por día debido a los encargos que le llegan desde Argentina, Brasil, Paraguay, Canadá, Estados Unidos, España y Australia. El costo del correo es lo único que el creador del MRI cobra por su envío, y la única particularidad se da en Estados Unidos, donde le llega al usuario no en su envoltorio original sino en bolsas de nylon".

Ahora sólo resta esperar los resultados de los protocolos del laboratorio. Tal vez se esté frente a la solución de las dos enfermedades más características del siglo que termina. Si esto es así, Carreiras, además de aportar un brevaje vital, agrega una enseñanza ética -y por ende con un carácter profundamente ecológico- que pone a todos los países del mundo en un pie de igualdad, más allá de las tecnologías de última generación, tan despreocupadas del ciudadano común. Un buen punto de partida para que los científicos comiencen a construir la ciencia del siglo XXI.

OEI

[Página Inicial]